Así lo adelantó ayer el presidente ejecutivo del grupo, Antonio Huertas, en el encuentro digital ‘Directivos en Expansión’, realizado con los lectores de la edición ‘on line’ del diario, en el marco de una serie encuentros con ejecutivos de empresas españolas. Huertas apuntó, además, que los planes de desarrollo del grupo pasan también por el desarrollo del modelo de venta 'on line' (VERTI). “Es perfectamente exportable a otros mercados y esperamos que en dos años esté operativo en otros países, entre ellos Estados Unidos, Italia y China”, afirmó Huertas.

Explicó que la nueva estructura del grupo “nos permitirá afrontar los nuevos desafíos estratégicos y continuar con la consolidación de nuestro liderazgo en España, con el proceso de diversificación internacional para obtener un beneficio creciente en los próximos años”. En este punto, recuerda que el negocio internacional aporta más del 70% de las primas y “esta diversificación geográfica es la que nos ha permitido obtener magníficos resultados incluso en los peores años de la crisis en España”.

En respuesta a las preguntas de los internautas, Huertas ve difícil que las primas en Autos “bajen más, entre otras cosas, porque los siniestros comienzan a repuntar y se puede crear una situación difícil para quienes no cobren primas suficientes”. “No es nuestro caso, estamos muy tranquilos”, ratificó, y señaló “hay compañías que pueden haberse visto abocadas a distribuir productos sin el suficiente anillo de seguridad” formado por precios suficientes, gestión adecuada y diversificación. Estas entidades podrían “tener problemas de solvencia que pueden ser más evidentes con los nuevos requerimientos de supervisión que impone la normativa Solvencia II”.

CONFIANZA EN QUE EL TEXTO DE LA REFORMA FISCAL "PUEDA SER MEJORADO"

Huertas, por otro lado, reivindicó el papel del sector asegurador en la sociedad: “Cada día las compañías de seguros pagan 130 millones en indemnizaciones y se atienden, solo en Autos, un millón de siniestros cada mes, la mayoría sin incidencias con uno de los índices de eficacia más elevados del mundo”.

Respecto a la reforma fiscal, mostró su confianza en que a lo largo del proceso que le queda al texto hasta su aprobación “pueda ser mejorado.” En su opinión, la reforma “podría haber ahondado mucho más en cuestiones como los incentivos al ahorro para la jubilación”. “Esa mejora en el trato fiscal del ahorro aportaría financiación a la economía y a las finanzas públicas y al mismo tiempo apuntalaría un sistema de bienestar equilibrado, siempre con carácter complementario de las prestaciones públicas”, explicó.