“No nos ha gustado nada este seguro de SANITAS y nos produce absoluto rechazo”, afirma al diario el secretario del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Luis Amaro. “Choca frontalmente con nuestra labor de profesional sanitarios y banaliza la entrega de un producto farmacéutico que siempre debe llevar aparejada la actuación y el consejo de un profesional”, afirma.

El Consejo se ha puesto en contacto con la aseguradora expresándole las quejas de sus asociados e instando a la aseguradora a modificar o retirar este servicio de su póliza. También se quejan de la otra promoción de este seguro en la que se ofertan los medicamentos “a mitad de precio”.

SANITAS, a preguntas de El Economista, reconoce haber recibido las quejas de los farmacéuticos, pero ha querido dejar claro ante todo la legalidad de su oferta. “Todos los servicios incluidos en el producto Blua cumplen estrictamente la legalidad”, afirman desde la compañía. “No se realiza una venta de medicamentos a domicilio” y actúa “como mero facilitador en la recogida en la oficina de farmacia”, se matiza.

La Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña denuncia a la entidad

Quien sí ha pasado de las palabras a los hechos ha sido la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (FEFAC), al haber presentado una denuncia a la compañía ante el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, afirmando que tanto el servicio de envío de medicamentos a domicilio como la publicidad de los medicamentos a mitad de precio “vulneran gravemente” las previsiones del Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido  de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos.