En enero de este año, las notas de AIG fueron objeto de revisión con implicaciones negativas tras el anuncio de que el grupo había vuelto a incurrir en un desarrollo adverso en sus reservas, principalmente relacionado con su negocio a largo plazo en Estados Unidos. El monto total del déficit era grupo de 5.600 millones de dólares. Una vez analizada la información financiera de la aseguradora, así como la viabilidad de las acciones correctivas planeadas por la dirección, la agencia ha podido hacer una evaluación satisfactoria de que la capitalización ajustada al riesgo consolidada de AIG sigue siendo adecuada para las calificaciones actuales.

“Esto disminuye nuestras incertidumbres más inmediatas con respecto al riesgo de ejecución de implementar exitosamente las acciones correctivas tomadas para mejorar el desempeño operacional general. AIG mantiene suficiente liquidez y flexibilidad financiera, mientras que sus índices de apalancamiento financiero y cobertura están dentro de nuestros estándares para su calificación actual”, indica la agencia en un comunicado.