Así, los tenedores han renunciado a los derechos que tenían según el contrato para hacer exigible el pago anticipado de los bonos con motivo del cambio de controlador, que pasa a ser la compañía Inversiones La Construcción (ILC).

Así, “se sigue avanzando en el plan establecido en el Memorándum de Entendimiento firmado entre CORPGROUP VIDA CHILE e ILC en septiembre pasado, y que considera la venta del 67% de las acciones de la primera a la sociedad vinculada a la Cámara Chilena de la Construcción, en una operación que le permitirá a la parte vendedora reducir pasivos por cerca de 220 millones de dólares y obtener recursos por una suma equivalente a 170 millones”, dice la empresa en un comunicado del que se hace eco ‘El Dinamo’.

La oferta presentada por ILC, que fue aceptada por Inversiones CorpGroup Interhold Limitada, contempla que el actual controlador mantendrá un 33% en la propiedad de CORPGROUP VIDA CHILE. Se espera que la transacción se materialice antes del 30 de noviembre.