En julio de 2012, por iniciativa del Ejecutivo, el Congreso había aprobado la Ley de Reforma del Sistema Privado de Pensiones (Ley N° 29903), que, entre otras cosas, obligaba a los trabajadores independientes menores de 40 años a aportar a los sistemas privado o público de pensiones.

La ley publicada ahora establece que "el trabajador independiente puede afiliarse" a cualquiera de los dos sistemas: AFP (administradora de fondo de pensiones) o a la ONP (Oficina Nacional Previsional).

Respecto a quienes se vieron obligados por la citada Ley 29903 a afiliarse a una AFP o a la ONP, el artículo 3° de la Ley 30027 ahora promulgada señala: "Los aportes previsionales obligatorios que se cobraron en cumplimiento de las normas materia de derogación podrán ser devueltos o ser considerados para el reconocimiento del cálculo de la pensión a elección del trabajador independiente".

A LA ESPERA DEL DESARROLLO REGLAMENTARIO

Por otro lado, el presidente de la Asociación de AFP de Perú, Luis Valdivieso, señala que su gremio está esperando a que el Ejecutivo y la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) reglamenten la ley que deroga el aporte obligatorio de los independientes, promulgada ayer miércoles. “Nuestra posición siempre fue que no solo se diga que el aporte de los independientes no sea obligatorio, sino que el Gobierno diga cuál es la política de Estado para aumentar la cobertura del sistema y evitar que 12 millones de personas, entre los cuatro millones de independientes y los informales, no tengan una pensión en su vejez. Ahora que se dio la derogatoria, estamos a la espera de esa propuesta", afirma en declaraciones a 'El Comercio'.

Indicó que el problema de la reforma del Sistema Privado de Pensiones (SPP) emprendida por el ministro Luis Miguel Castilla, que incluía la obligatoriedad de los aportes de los trabajadores independientes, es que no consideraba qué se debía hacer con la masa de informales que no tendrán acceso tampoco a protección previsional.  "Lo que tienen que responder es qué van a hacer para incluir a todas las personas que están fuera del sistema previsional. Es una pregunta importantísima. Lo que nosotros le dijimos a Castilla, desde que empezó este proceso es que lo importante era pelear contra la informalidad. Eso es muy distinto a cómo se hizo, diciéndole a algunos tú sí aportas y a otros no", comenta.

"Este tipo de política no se puede dar de a pocos, tiene que hacerse de manera integral y consultando a todos los actores del mercado involucrados, con diálogo, y no entre gallos y medianoche. Así no llegamos a ningún lado", critica.  Como se recuerda, la reforma del SPP fue aprobada por la Comisión Permanente del Congreso, sin mayor debate, y sin darle tiempo a los congresistas para que leyeran el proyecto de Ley elaborado por Castilla, que renunció a su puesto este fin de semana.