Las tres autoridades europeas de supervisión financiera (EBA, EIOPA y ESMA) han publicado un dictamen en el que advierten sobre el blanqueo de capitales y los riesgos de financiación del terrorismo que afectan al sector financiero de la Unión Europea.

El documento quiere contribuir al trabajo de evaluación de riesgos de la Comisión Europea, así como al de las propias autoridades, que busca fomentar la convergencia en materia de supervisión y la igualdad de condiciones en el ámbito de la lucha contra el blanqueo de capitales y de la lucha contra la financiación del terrorismo.

En el citado dictamen se detalla que se “considera que existen problemas en relación con la comprensión y la gestión de las empresas sobre el riesgo de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo al que están expuestos”. También pone de manifiesto las dificultades relacionadas con la falta de acceso a los servicios de inteligencia que podrían ayudar a las empresas a identificar y prevenir el financiamiento del terrorismo.

“Si no se abordan estas cuestiones, se corre el riesgo de disminuir la solidez de las defensas contra el lavado de dinero  y la lucha contra la financiación del terrorismo dentro de la UE. Además, se necesitan más acciones para garantizar su eficacia. Esto es particularmente importante a medida que los Estados miembros avanzan hacia un régimen de lucha basado en el riesgo y que requiere un nivel de sensibilización sobre el mismo, y en la experiencia en la gestión, algo que no todas las empresas y todos los sectores tienen”, afirma el dictamen.

Bajo este escenario, varias iniciativas ya se han puesto en marcha, como, por ejemplo, el trabajo de las de las tres autoridades sobre un enfoque común de la supervisión de estos riesgos.

COMPARTIR