El club obtuvo una facturación de 109 millones de euros frente a los 87,7 millones del año anterior, lo que supone un incremento del 25%; un Ebitda de 4,5 millones de euros frente a los 3 millones en 2014 (un 50% más), y un beneficio antes de impuestos de 1,5 millones de euros en 2015 frente a los 1,1 millones del año anterior (un 37% más). Todo ello, además, con unas inversiones de 7 millones de euros, destinadas al grupo de empresas, a mejoras en el Complejo Deportivo y, sobre todo, a la renovación del Paddock Club del Circuito del Jarama.

El presidente del club, Carmelo Sanz, calificó de “históricas” estas cifras. “La evolución de la rentabilidad del grupo y los beneficios del Club nos van a llevar a jugar en otra división”. En este sentido, destacó que “hemos conseguido pasar del octavo puesto por volumen de asistencias a ser la segunda entidad en nuestro país gracias a los nuevos colectivos que han confiado en los servicios y productos del RACE”.