Los sindicatos emplazan a la esta concentración de protesta tras más de un año desde que se constituyó la mesa del negociación y sin que se hayan logrado avances, debido, según denuncia, “a la posición inmovilista de UNESPA y AMAT, a pesar de los esfuerzos realizados por la parte sindical, que no ha cesado de plantear propuestas flexibles y razonables”, anuncia.

FeS-UGT y Comfia-CCOO defienden, como han expresado en otras ocasiones, que sus reivindicaciones de mejoras no están alejadas de la realidad, y “queremos defender un Convenio Colectivo Sectorial que sirva de marco homogeneizador de las Relaciones Laborales”.

En la última reunión de la mesa de negociación del convenio sectorial quedó patente el distanciamiento de las dos partes, con unos sindicatos que defienden que sus propuestas “son perfectamente asumibles”, mientras que UNESPA se reafirmaba en que seguirá negociando un convenio “moderno, realista y eficaz”. Las posturas todavía siguen distantes, por ejemplo, en los temas relacionados con contenidos económicos y sobre el alcance de la ultractividad del nuevo texto.

Las negociaciones deberían volver a retomarse a la vuelta de Navidad, en los primeros días de enero.