Estos son los seis sencillos mandamientos del ahorro de Manuel Álvarez.

1.    Ahorra desde joven. Es importante el ahorro a largo plazo. Se genera interés compuesto.

2.    Ahorra de forma sistemática y periódica. 

3.    Ahorra en productos que inviertan en activos que proporcionen rentabilidad. Las acciones han demostrado que, a largo plazo, son el activo que cumple con esta condición. Por ejemplo, en Estados Unidos, quien invirtiera hace ochenta años un dólar en acciones ha logrado 256.

4.    Diversifica tu inversión sectorial y geográficamente. Esto es complicado para un particular pero es más sencillo cuando se realiza a través de fondos o seguros vinculados a activos financieros.

5.    La gestión activa e indexada (“sobre todo la de diversificación global”) son compatibles y complementarias.  

6.    No solo hay que ahorrar para la jubilación. Hay que tener en cuenta las contingencias de fallecimiento, incapacidad y dependencia. Estas contingencias sí las tiene en cuenta un corredor de seguros que puede ofrecer, a través de diferentes seguros, estas coberturas.

Y estos seis mandamientos se resumen en uno: “Para construir este patrimonio la mejor oportunidad son los seguros de Vida Ahorro a largo plazo”.