Según se destacó en el acto, los seguros de alquiler se han convertido en las herramientas más eficaces de garantía del alquiler y están reemplazando a los habituales avales bancarios. Pese a que se vienen comercializando desde hacer poco tiempo, ya el 17% de los alquileres con garantías que se realizan en España se hacen con seguros de alquiler. La previsión es que el porcentaje siga en crecimiento y pronto superará al 20%. A dos años vista, la previsión es que los alquileres con seguro en nuestro país alcancen la media europea de los países con más arrendamiento, que se fija en el 40%.

Los responsables de esta iniciativa enfatizaron que los seguros, además de bajar la morosidad de los alquileres hasta un 85% en algunos casos, también están retrasando considerablemente el inicio del impago, hasta entre la novena y décima mensualidad; mientras que en los alquileres sin seguro, los incumplimientos se empiezan a producir entre el tercer y cuarto mes.

Asimismo, expusieron que el importe medio del alquiler vinculado a un seguro en España es de 601,89 euros y la prima de seguro media de 241,97 euros al año. “Un dato significativo es que 8 de cada 10 alquileres con seguro de impago tienen un importe de renta mensual inferior a los 700. Valores medios que están tendiendo a bajar en los últimos 6 meses, lo que demuestra que el precio medio del alquiler en España sigue su tendencia decreciente”, se detalló. Para importes altos, los seguros de alquiler aún no están muy arraigados, lo que refleja el dato facilitado por el Observatorio acerca de que para alquileres de más de 1.000 euros los Seguros solo se contratan en un 5,69%.

Agilizar todavía más los trámites de contratación

OESA nace con el objetivo de que los seguros de Alquiler mantengan esta dinámica creciente y sigan impulsando el arrendamiento en nuestro país. Para ello, es importante que se flexibilicen los trámites de su contratación, según se indicó en la presentación, pues aunque hoy día la formalización de un seguro de este tipo en la mayoría de casos (85%) se realiza dentro un plazo de los 3 días siguientes a la solicitud, “para seguir contribuyendo a dinamizar el mercado del arrendamiento en España, y para que los seguros de alquiler sigan creciendo, también se necesita reducir más si cabe este plazo de contratación”.

El perfil socio-económico del inquilino del seguro de alquiler está integrado por varones entre 25 y 45 años, con unos ingresos medios de 1.700 euros brutos al mes y empleados por cuenta ajena, en un 81,14%. La fidelidad de estos seguros es muy elevada, como demuestra que 2 de cada 3 asegurados renuevan la póliza en el segundo año. La cobertura más elegida es de 12 meses de impago de rentas, en un 58,63% de los casos.

Respecto a la contratación, la mayoría, 2 de cada 3, se están canalizando a través de profesionales inmobiliarios.

Expertos en la sesión de trabajo

Los integrantes del panel de la primera sesión de trabajo de OESA han sido:

Profesionales Inmobiliarios: 

David Moya, director general de Look & Find.

Aseguradoras:

MAPFRE SEGUROS, Gil Manuel Paz Rubia, subdirector Técnico Hogar y Edificios de Vivienda;
CASER SEGUROS, Albert Manzanares, director Técnico de Multirriesgos Particulares
ARAG, Xose Lois Avendaño, coordinador de siniestros de alquiler en la oficina en Madrid.

Entidades Públicas:

Matías García Barredo, jefe del Área de Inspección de Viviendas del IVIMA
Mariana Díaz Redondo, jefe de Área Comercialización y Gestión de Vivienda del IVIMA.      

Organización:

Correduría de seguros QUARTO PILAR y Mercedes Robles y Carlos Ruiz, directora general y gerente de Arrenta.

Arrendadores

Francisco Rojas Trigueros, propietario de inmueble destinado al alquiler.

Arrendatarios:

Ainoa García Pascual, inquilina de vivienda en régimen de alquiler.

Entre los principales objetivos de futuro que se han fijado en el Observatorio figuran la creación de un Libro Blanco del Seguro de Alquiler, a modo de guía divulgativa para los interesados en el sector y estudiar la conveniencia de crear un “fichero asegurador de inquilinos morosos” que pueda servir de utilidad tanto a las aseguradoras como a los propietarios (asegurados)