De esta forma, por parte de la cartera de Hacienda, se anunció que entre los decretos que tiene listos para el sistema financiero está el que establece las condiciones de capital que deben acreditar esas sucursales y la permanencia de esa inversión en el país. Por su parte, la Superfinanciera publicó la circular en la que crea el ‘Registro de Aseguradoras del Exterior que ofrezcan Seguros Asociados al Transporte Marítimo Internacional, la Aviación Comercial Internacional, y el Lanzamiento y Transporte Espacial (incluyendo satélites) – Raimat’ y señala los requisitos de la solicitud de inscripción.

Según Gerardo Hernández, superintendente financiero, “lo que se busca es que haya un registro público para que los usuarios que quieran contratar esos seguros puedan saber quiénes son las personas con las que están contratando y, naturalmente, también se les exige unas condiciones de capacidad financiera, entre otras”.

Por su parte el presidente de METLIFE, Santiago Osorio, en caso de un siniestro o reclamo, la persona no podrá tener seguridad de que le responderán pues la empresa no tiene necesariamente representación en Colombia. “Nosotros tenemos un TLC con Estados Unidos, pero también otros 14, entonces hablar de esta nueva regulación como resultado del TLC es incorrecto, pues la reforma financiera de 2009 introdujo una apertura unilateral y global de Colombia, erróneamente, pues nunca entendimos por qué el Ministerio de Hacienda no se dio cuenta de que eso no tiene sentido”, explica Osorio.

MAYOR COMPETENCIA EN EL SECTOR

Uno de los puntos en los que coinciden los representantes de las empresas aseguradoras es que con el TLC se abre el espacio para que entren otras compañías. Hernández, afirmó  que son varias las solicitudes que tiene la Superfinanciera de algunas compañías que quieren operar en el país. Esto lo que ayuda es a generar una mayor competencia en el sector, y lo que hay que empezar a explorar es la forma como las aseguradoras colombianas pueden ofrecer en Estados Unidos productos para colombianos, pero para eso hay que ver cuáles son las condiciones y las reglas de juego.

Para el presidente de POSITIVA SEGUROS, Gilberto Quinche, “a partir de ahora las personas pueden comprar seguros en el exterior, ya no es una práctica prohibida, pero las nuevas compañías van a tener exigencias que hagan que sean equivalentes a lo que hacemos las compañías que tenemos en Colombia, para que la competencia sea mejor”.

Así lo que se pide es igualdad de condiciones entre las compañías aseguradoras. Esto es positivo pues favorece la dinámica del mercado y además le exige más a la industria colombiana.

PRINCIPALES RETOS

El sector de seguros no se ha quedado por fuera de la crisis financiera. Si bien en sus resultados las inversiones son las más afectadas, el número de primas emitidas mes a mes tampoco tiene el crecimiento esperado por los operadores. Por ello, la industria tiene unos retos importantes, como, por ejemplo, en el caso del servicio que prestan las compañías, pues cabe recordar, que esta actividad registra el mayor número de quejas según los datos de la Superfinaciera. “Con el TLC habrá un gran beneficio y es el trabajo que se pueda lograr para mejorar el servicio. Que las compañías den un mejor servicio y esto va a marcar la diferencia entre los productos que se ofrecen”, asegura el vicepresidente de líneas personales de ALLIANZ, Andres Toledo.

Otro de los retos son los canales de distribución, en este caso internet podría ser uno de los medios que deberían utilizarse y que se está desperdiciando. La idea es llegar a más personas y no quedarse con los clientes que están desde años en el sector.

Uno de los aspectos en los que hay una gran expectativa es en la creación de otros productos. Un punto en el que están trabajando las aseguradoras, tal es el caso de POSITIVA y ALLIANZ, empresas que han diseñado nuevos productos de cara al consumidor. “Conocer lo que realmente le interesa al consumidor y cuál es su perfil es uno de los aspectos fundamentales”, dice Gilberto Quinche. Pero, para innovar es necesario que la gente conozca más de seguros y así la industria deje de ser algo destinado solo a los automóviles y seguros laborales y se cree una mejor cultura, apuntan.