La decisión de llevar a cabo la evaluación muestra que los legisladores han reconocido que es necesario adoptar medidas para garantizar que el marco de Solvencia II mide los riesgos reales de negocio que enfrentan las compañías de seguros a largo plazo y no crea volatilidad artificial. “Sin dichas medidas, la disposición de las garantías e inversiones de las aseguradoras a largo plazo estarían bajo amenaza. El reto ahora es asegurar que esas medidas están correctamente diseñadas y permitan trabajar a través de los mercados europeos”, se añade en el comunicado.

Insurance Europe da la bienvenida a la próxima evaluación de impacto y apoyará a las aseguradoras europeas para que contribuyan de la manera más completa posible.

COMPARTIR