El CEO del grupo, Philippe Donnet, ha destacado que "los rendimientos técnicos de nuestra empresa en los primeros seis meses son sólidos y alentadores, a pesar de unas condiciones de mercado muy negativas. Nuestros profundos conocimientos técnicos y de gestión nos permiten hacer frente eficazmente a un período caracterizado por la volatilidad de los mercados, las bajas tasas de interés y la persistencia de los eventos catastróficos”.

En cuanto al negocio de Vida, detalla Donnet, “nos hemos propuesto un enfoque disciplinado, lo que favorece la calidad y la rentabilidad, y no sólo el crecimiento de los volúmenes. Un aumento significativo se registró en las primas No Vida, teniendo en cuenta el contexto altamente competitivo en el que nos movemos y que nos permitirá reequilibrar gradualmente la cartera hacia este segmento, en el que se muestra excelentes niveles de rentabilidad. Estos resultados y el trabajo de todos nuestros empleados en todo el mundo confirman nuestra capacidad para ofrecer a nuestros accionistas una rentabilidad acorde con nuestros objetivos".

El ratio combinado del grupo mejoró hasta el 92,3% (-0,3 puntos porcentuales), mientras que el ROE operativo se situó en el 12,9%. El ratio de solvencia fue del 188%.