Standard & Poor's (S&P) ha señalado que la calificación y la perspectiva de ALLIANZ ('AA'/estable) y de sus principales filiales no se han visto afectadas por los resultados del primer trimestre del año, en el que el grupo vio caer sus ganancias netas un 98%. Estos resultados, comenta S&P, "reflejan nuestra opinión sobre la continuada resistencia del capital de ALLIANZ y nuestra expectativa de mejora de los resultados trimestrales a lo largo de 2009".