Un aumento similar recibieron tanto el número dos, Guillermo Bolado, como la línea de gerencias que forman el organigrama del ente.

Mientras tanto, entre mayo y junio, el sueldo del resto de empleados públicos aumentó un 7%, en línea con el acuerdo paritario pactado entre los gremios estatales y la Casa Rosada.

Desde La Nación se ha intentado sin éxito comunicarse con Podjarny. Un portavoz del organismo se comprometió a brindar una respuesta, si es que creían conveniente aclarar algo al respecto.

Trabajadores de la Superintendencia protestaron contra esta subida con una asamblea en la propia sede del organismo. “No se descartan otras medidas de fuerza y paro de actividades ante la impudicia del superintendente y el vicesuperintendente y de todos los gerentes que, de la noche a la mañana, se aumentaron sus salarios un 100% mientras que el acuerdo paritario para todos fue de un 31%”, expresó el gremio de trabajadores UPCN mediante un comunicado. Se prevén nuevas protestas, a las que podrían sumar ATE y el Sindicato del Seguro.