Indica el informe que el objetivo de los reguladores “ha sido proteger los intereses de las empresas de seguros locales o promover metas económicas nacionales no relacionadas con los seguros y reaseguros”. El texto también reflexiona sobre los mercados de seguros y reaseguros de los países de América Latina y las razones que explican su crecimiento. Así, a nivel general indica que estos mercados “siguen siendo relativamente poco desarrollados pero están creciendo con rapidez”. Cita un estudio de Sigma de SWISS RE donde se indica que este negocio en la región representa el 3% del mercado global ahora, en comparación con el 1,5% en 2002.

PENETRACIÓN DE SEGUROS BAJA

El crecimiento de la economía ha hecho aumentar la base de posibles clientes de los productos aseguradores. Indica A.M.Best que “esto impulsa la demanda de seguros de No Vida, que surge en las primeras etapas del desarrollo socioeconómico, seguida luego por los seguros de Vida. A medida que los países continúan creciendo económicamente, la demanda debería seguir esa misma tendencia porque aumentan las necesidades de infraestructura, transporte y servicios”. Todo esto debería lograr que el crecimiento de los mercados de seguros y reaseguros fuera igual al Producto Interior Bruto (PIB).

Otro de los datos que aporta el informe se refiere a la penetración de los seguros. Reconoce que todavía es baja, aunque “se prevé que el crecimiento estimado de las economías de la región aumentará el volumen de negocios de seguros y reaseguros, así como la proporción de asegurados”.

El estudio ofrece un estudio pormenorizado sobre cada país donde se analiza el ente regulador, los requisitos de capital, la normativa sobre los seguros, las estadísticas del sector en el país, así como las perspectivas de futuro.