AON BENFIELD recordó que hay en el mercado de reaseguro alrededor de 570.000 millones de dólares (440.000 millones de euros) de capacidad a 30 de junio, tras crecer un 6% en los meses anteriores. Del total, aproximadamente 59.000 millones (45.560 millones de euros) corresponden a proveedores no tradicionales, que han experimentado un incremento de más del 18% con respecto a la capacidad de finales de 2013. La afluencia de nuevos capitales está teniendo el efecto más grande en el mercado de daños para riesgos catastróficos.

Pero el aumento de capital también está afectando a otras líneas, como Marítimo o Daños en general, según GUY CARPENTER. Incluso en Aviación, donde se han producido varios accidentes este año, los aumentos de tasas se han visto “silenciados” por la abundancia de capacidad.

Además, las reaseguradoras están ofreciendo coberturas más plurianuales. Desde WILLIS RE se expresa que, a pesar de los menores precios y las coberturas más amplias, “el mayor reto al que nos enfrentamos es un cambio de actitud de los compradores: estamos viendo clientes que compran menos, no más”. Los cedentes retienen más capital y han mejorado la relación de prima sobre superávit, lo que hace que los riesgos sean más cómodos de retener.