John Cavanagh, director general de WILLIS RE, comentó que “la clave de las renovaciones con fecha a 1 de enero ha sido el exceso de capacidad provocada por una serie de factores que convergen. Estos son los resultados de un 2013 que se ha reforzado en los balances de los reaseguradores tradicionales". Las nuevas formas de capital no tradcional han crecido hasta llegar a los 50.000 millones de dólares (36.457 millones de euros) en EE.UU. El informe también señala que las condiciones del mercado blando ya no son exclusivas de los negocios de Daños por catástrofes en la mayoría de las líneas con fecha a 1 de enero.

Para Peter Hearn, presidente de WILLIS RE, frente a estos vientos en contra del mercado "las reaseguradoras están adoptando una variedad de estrategias. Las reaseguradoras más grandes están utilizando la fortaleza del balance y la capacidad técnica para ofrecer más capacidad y ofertas multianuales. Otros se están expandiendo en las líneas específicas y muchos han desarrollado ofertas de capacidad multi-canal que buscan utilizar sus conocimientos de suscripción para desplegar la capacidad a favor de los mercados de capitales. Además, estamos viendo como surgen acuerdos de agrupamiento que dan a las reaseguradoras más pequeñas la oportunidad de acceder a negocios en sus mercados locales".