En un informe, explica que esta tendencia corresponde a las múltiples y grandes catástrofes naturales que ocurrieron en la segunda mitad de este año y que han sacudido, sobre todo, los cimientos del mercado de No Vida.

La economía mundial se encuentra en una fase de recuperación cíclica y se prevé un crecimiento moderado en 2018 y 2019. Esto debería apoyar aún más el crecimiento de los mercados de seguros, incluso se prevé que las primas globales de No vida aumenten al menos un 3% y las primas de Vida en torno a un 4% en términos reales cada año, tanto para 2018 como para 2019. Los mercados emergentes, especialmente en Asia, seguirán siendo el principal motor de las ganancias en cuanto al volumen de primas.

Las grandes catástrofes naturales registradas en la segunda mitad de 2017, los huracanes Harvey, Irma, María, además de los terremotos en México, junto a los incendios forestales en California, generaron unas pérdidas significativas para el mercado de No Vida. Los tres huracanes y terremotos en México se estiman que supondrán para el mercado unos 95.000 millones, “el reaseguro de No vida probablemente se verán severamente impactados”, detalla el informe. Por ejemplo, se prevé que la proporción combinada en el seguro No Vida para EE. UU. aumente de un 101% en 2016 hasta el 109%. En el reaseguro global, si no se asumen otros grandes siniestros, el ratio combinado para este año se estima en un 115%, frente al 92% de 2016.

Perspectivas de mercado duro

Se espera que las grandes pérdidas conduzcan a un endurecimiento de los tipos tanto en los seguros de No Vida como en los reaseguros. "Las subidas de precios en los segmentos afectados por las pérdidas ya se están produciendo y podrían ser sustanciales", afirma Kurt Karl, economista jefe de SWISS RE. "El volumen final de pérdidas aún no se conoce, pero parece ser lo suficientemente grande como para causar aumentos de precios más allá de los sectores afectados. Esto también ocurre porque los precios han caído a unos niveles muy bajos en los últimos años".

En reaseguro las catástrofes mencionadas han drenado la capacidad de los sectores tradicionales y de los mercados de capital alternativos. Los precios en las cuentas afectadas por pérdidas podrían subir significativamente, revela el experto.