Según reflejan los datos de la encuesta, el mayor precio que se incrementa año tras año incluyó la compensación de los trabajadores, que ahora se acerca a los dos dígitos, y la responsabilidad práctica de empleo, seguida de cerca por la propiedad comercial, donde los aumentos de precios se han moderado algo desde el último trimestre. Este aumento se ha acelerado en las líneas estándares comerciales desde el segundo trimestre según destacaron los encuestados. Dentro de las líneas normales, las cuentas de empresas medianas y grandes fueron los que observaron los mayores aumentos en este trimestre. Asimismo, las líneas especializadas en los precios también siguen aumentando, pero no tan rápidamente.

"En el entorno actual, infravalorar los negocios podría dañar seriamente la utilidad neta de la empresa", explicó Tom Hettinger, jefe de ventas de seguros No Vida para América de Towers Watson. "La disminución de las emisiones de reserva, junto con los ingresos insuficientes por inversiones, han supuesto una enorme presión sobre las ganancias. Por lo tanto, esta disciplina de precios es aún más importante, además, realmente se necesitan los resultados técnicos para desempeñarse bien en un previsible futuro ", añadió el directivo.

Por otro lado, las pérdidas de costes reportados por las compañías de transporte que han participado en la encuesta señalaron una mejora de más del 3% en los índices de siniestralidad por accidentes registrados hasta la fecha, en comparación con el mismo periodo de 2011. Además, el precio devengado ha aumentado más que el deducido, según se reportó en la reclamación de gastos. Si este nivel se mantiene hasta fin de año y se desarrollan las pérdidas, esto indicará una reversión del deterioro estimado del 4% entre 2010 y 2011.