‘Actualidad Aseguradora América Latina’ (en adelante ‘AAAL’).- ¿Cuáles fueron las principales conclusiones que se arrojaron en la 2º Conferencia de Riesgo País organizada el pasado mes de junio en Perú?

Patricia Krause.- Entre Las principales conclusiones que nos arrojó esta Conferencia quisiera destaca un punto en común ya que los precios menores de las materias primas siguen socavando el crecimiento en América Latina. La región reportará un segundo año de recesión en una fila en el año 2016 (se prevé un crecimiento regional en 2016 del -0,5%; y en 2017 de 1,2%). El crecimiento no es homogéneo entre los países. Por ejemplo, los del Pacífico (México, Chile, Colombia y Perú) siguen superando a los del Atlántico (Brasil, Argentina y Venezuela).

Una segunda razón para este resultado débil se asocia con el sector de fabricación, ya que no ha destacado mucho. En un contexto de una fuerte depreciación del tipo de cambio en los últimos años (observado entre 2014-2015), es de esperar un aumento de la competitividad de productos locales en los mercados extranjeros. A pesar de los últimos datos, no se revela ninguna mejora fuerte. La razón se explica mayormente por la mala calidad de la infraestructura en la región (Latinoamérica debería aprovechar los altos productos de época para reducir esta brecha) y el clima de negocios, que es generalmente inferior a la media mundial.

Cono Sur: sensibles diferencias por países

‘AAAL.’.- Se habla de un lastre económico en la zona Sur de la región (Brasil, Argentina y Venezuela), crecimiento en México por la depreciación del peso y un crecimiento sostenido en Colombia, Perú y Bolivia. ¿Qué dirección recorrerá la región bajo este prisma en lo que queda de año?

Patricia Krause.- El crecimiento no será homogéneo. Se espera que Brasil se contraiga un 3,4% en 2016 y se mantenga estable en 2017 (0%). El escenario es muy abierto, y además como el proceso de juicio político sólo será resuelto a finales de agosto y en octubre el país tiene elecciones municipales, las medidas fiscales impopulares, pero necesarias (tales como recorte de gastos e impuestos más altos), no serán anunciadas antes de eso. Esto es obligatorio para observar la recuperación de la confianza económica. El escándalo de corrupción del Car Wash también ha impactado en la actividad económica.

Argentina se contraerá un 1% este año, principalmente gracias a los ajustes promovidos durante este primer año de gobierno de Mauricio Macri. Los ingresos reales familiares fueron altamente afectados por la creciente inflación (estimada en 44%), ya que el gobierno eliminó los subsidios concedidos durante los anteriores mandatos de los Kirchner’s y por el hecho de que el tipo de cambio reportó una fuerte depreciación (después de los controles FX fueron levantados el pasado mes de diciembre de 2015). El mercado de trabajo también se vio afectado. Para el próximo año, COFACE espera un repunte de la economía (PIB prevé un 1,5%), así como que la presión sobre la inflación comience a disiparse.

Patricia KrauseSe espera que México crezca un 2,3% en 2016 y un 2% el próximo año. En 2016 el crecimiento ha sido impulsado por el mercado interno, así como por el buen comportamiento de las ventas al por menor y de los servicios, en un contexto de baja inflación. Además, el mercado de trabajo es positivo y tiene altas remesas (en peso mexicano), a pesar de la fabricación de segmento que sigue teniendo bajo rendimiento debido a la débil demanda de Estados Unidos. Los bajos precios del petróleo frente a la disminución de la producción de petróleo tampoco ayudan. La desaceleración prevista para el próximo año también está en línea con el menor crecimiento esperado del PIB para la economía de Estados Unidos.

Colombia debería crecer un 2,6% este año y el siguiente. La razón principal de la desaceleración del crecimiento se asocia con los precios del petróleo. Por otra parte la demanda interna también perdió ritmo gracias a la subida de la inflación (en junio el año 2016 el 8,6% - más elevado desde diciembre de 2000) y un mercado laboral más débil.

Se espera que Perú crezca un 3,8% en 2016 y 2017. Este crecimiento ha sido impulsado por la producción minera gracias a la madurez de las inversiones, al buen comportamiento del consumo de los hogares impulsado por el mercado de trabajo y por la balanza comercial. Para 2017 se espera un repunte de la inversión privada, así como las inversiones públicas más altas, debido a la definición de las elecciones presidenciales. El hecho de que Pedro Pablo Kuczynski es un político pro-empresarial con una carrera que ha desarrollado para el mercado nacional y extranjero contribuirá a atraer inversiones. En contraparte la fuerte contribución de la producción minera para el crecimiento debería perder fuerza en el próximo año.

Pronóstico del PIB de Bolivia para 2016 y 2017 es del 3,8% al 3,5%. A pesar del contexto de menores precios de las materias primas, la salud económica de Bolivia sigue siendo generalmente mejor que otros vecinos de izquierda. Por ejemplo, la actividad creció un 4,8% en 2015. Durante el período de bonanza de los productos básicos, Evo reveló mucha más disciplina fiscal que otros gobiernos de izquierda (como Venezuela, Brasil y Argentina). Los años de superávit en las cuentas públicas (2006-2013) han permitido al gobierno sostener una política presupuestaria expansiva ya que la caída de los precios de la energía tiene un impulso a mediados de 2014. El país informó déficit presupuestario del 3,3% en 2014, se amplió a 4,5% en 2015 (el mayor resultado de la ejecución desde la década de 2000) y debe empeorar en 2016. Esto contribuirá a observar una actividad resistente en 2016. La ligera recuperación de los precios del gas desde el mínimo histórico alcanzado en diciembre de 2015 (33,9% hasta finales de junio de 2016) también da algo de alivio. Como contraparte, su principal socio comercial se contraerá este año (Brasil y Argentina - El destino de, respectivamente, 31% y 21% de las exportaciones del país).

‘AAAL.’.- ¿Cómo está afectando la desaceleración económica sufrida en Brasil, el mayor mercado asegurador de la región?

Patricia Krause.- Brasil es el mercado más grande de América Latina. Todo el mercado de seguro de crédito de Brasil ha visto un aumento en las solicitudes desde el año 2015. A pesar de la situación económica sensible también ha aumentado la demanda del producto en el país. Las empresas están preocupadas y quieren proteger sus cuentas por cobrar.