John Cavanagh, CEO del bróker de reaseguro, confirma que para estas renovaciones de abril “las tasas se han suavizado en casi todas las líneas y geografías lo que, a su vez, ha permitido a los compradores lograr un ahorro sustancial en el coste de sus protecciones de reaseguro”.  “Algunos compradores –añade- aprovecharon la oportunidad para comprar más cobertura y algunas renovaciones vieron una expansión en términos y condiciones”.

El objetivo primordial para la mayoría de los compradores, continúa Cavanagh, “es lograr reducciones en los precios o un aumento en la cesión. La reestructuración y consolidación de algunos de los compradores más grandes sigue siendo la principal tendencia, junto con las fusiones y adquisiciones que se están consolidando. Esto ha ocasionado una compresión adicional en el precio a favor del comprador".

Para WILLIS RE, las principales reaseguradoras tradicionales han trabajado duro para optimizar el uso de sus relaciones con los clientes, la capacidad y el aseguramiento técnico en la protección y, en algunos casos, “aumentan sus acciones para ayudar a soportar los desafíos de competir con el mercado de de títulos vinculados a seguros (ILS)”, afirma el comunicado.
 
EL ACTUAL MERCADO FAVORECE AL COMPRADOR

Los reaseguradores también han intensificado sus esfuerzos para gestionar su capital mediante un aumento en las recompras de acciones, dividendos especiales y otras técnicas. A pesar de que unas perspectivas de precios más blandos, las valoraciones de las acciones de las empresas cotizadas siguen siendo atractivamente altas, apunta el bróker.

Peter Hearn, presidente de WILLIS RE, reseña finalmente que “el mercado de reaseguro actual favorece claramente al comprador”. “El coste del reaseguro está cayendo mucho más rápido que las tasas originales en muchas líneas y territorios”, apunta. La preocupación que por el momento sigue persistiendo en el mercado es si los márgenes de las empresas soportarán la presión de unos precios más bajos.