Concretamente, los planes obtuvieron una rentabilidad positiva en el mes del 0,7%, llegando incluso alcanzar, en el caso de los productos de Renta Variable, el 2,2%.

Pese a esta mejora, “elevadas tensiones” de los dos primeros meses del año condiciona negativamente la rentabilidad media de los planes en el plazo de un año, que se sitúa al cierre de mayo en el -2,1%.

Solo los productos de Renta Fija Largo Plazo y los Garantizados escapan de las minusvalías para el conjunto de los últimos 12 meses, con rendimientos a un año del 1,13% y el 1,98%. Por el contrario, los planes de Renta Variable todavía arrojan pérdidas de casi el 10%.

Desde Inverco se matiza, en todo caso, que los planes de pensiones siguen generando “rendimientos positivos” para sus partícipes en el largo plazo -el rendimiento medio anual a 26 años alcanza el 4,7% para el total de planes- y en el medio (5 y 10 años), con rentabilidades medias anuales del 3,4% y 2,0%.

 

Noticias relacionadas

Antonio Trueba (VIDACAIXA), nuevo presidente de la Agrupación de Pensiones de Inverco

Los planes de pensiones individuales corrigen en abril parte de sus pérdidas anuales