Concretamente, según los datos avanzados ayer por Inverco, los planes del Sistema Individual obtuvieron el pasado ejercicio un rendimiento medio del 1,82%.

De esta manera, tal y como remarca la asociación, los partícipes han podido recuperar el poder adquisitivo diluido tras el dato de inflación de final de año (1,6% en diciembre). En 2016, destaca el comportamiento de los productos de Renta Variable, con una rentabilidad del 4,7%, así como los de Renta Variable Mixta, que obtuvieron rendimientos superiores al 2,7% en el año.

En el largo plazo los planes alcanzan también una rentabilidad media anual “muy satisfactoria”, superior al 4,6% para el total. En el medio plazo (5 y 10 años) presentan una rentabilidad media anual del 4,8% y 1,8% respectivamente.

Los planes individuales captan 918 millones netos en el año

El volumen estimado de aportaciones brutas en el mes de diciembre fue de 1.258,3 millones de euros, con 336,6 millones pagados en prestaciones, de manera que el volumen de aportaciones netas del mes alcanzaría 921,7 millones de euros.

El volumen de aportaciones netas a planes individuales en 2016 sería de 918 millones de euros, muy similar a la cifra del año anterior.

En la elaboración de esta estadística se incluye una muestra de 1.194 planes de pensiones del Sistema Individual, que representa en torno al 99% de su patrimonio, es decir, 70.366 millones de euros y 7,82 millones de cuentas de partícipes.