En el mismo, se establece que los créditos se cubrirán en un plazo que no exceda los 60 meses, éstos se contarán a partir de que les hayan sido otorgados. Asimismo, los descuentos que se hagan a su pensión no podrán exceder de 30%, ni implicar que la cuantía se reduzca a una cantidad inferior a la pensión garantizada establecida por la ley.

En el documento se estableció que la Comisión Nacional de los Sistemas de Ahorro para el Retiro (Consar) y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, en el ámbito de sus respectivas competencias, podrán emitir reglas de carácter general que se requieran para la aplicación. Las reglas deberán prever la forma y términos en que las entidades financieras comuniquen al Consejo Técnico del Instituto y a las aseguradoras y administradoras de fondos para el retiro con las que se celebren los convenios.

Además, se deberá incluir el Costo Anual Total aplicable a los préstamos de forma clara, precisa y transparente para hacer de su conocimiento a los pensionados para fines de comparación en la elección de la entidad financiera a la que solicitarán el préstamo.