Concretamente, según refleja el ‘Índice Crédito y Caución de Incumplimiento’, el empeoramiento fue del 25% frente al mismo periodo del año anterior.

“La evolución más reciente del indicador muestra síntomas de agotamiento del último ciclo de mejora de los niveles de impago. En el segundo trimestre de 2016, por primera vez en 13 trimestres, los niveles medios de impago soportados por la empresa española mostraron un cambio de signo que ha quedado confirmado de forma clara en el tercer y cuarto trimestre”, concreta la aseguradora. Ahora, la tendencia se rompe con un alza del 25%.

“Pese a la recuperación del mercado doméstico, la actividad de nuestras empresas afronta un entorno global marcado por el problema de crecimiento de los mercados de nuestro entorno, el claro empeoramiento de los emergentes o el retroceso del comercio internacional”, se indica.