De acuerdo Feldmann, aunque el seguro de Vida ha ido ganado terreno en los últimos años como una medida de prevención financiera, se sigue prescindiendo de dicha cláusula por desconocimiento o porque simplemente no creen que puedan sufrir de algún tipo de discapacidad, ya que el incremento en la cuota mensual para cubrir la cláusula por invalidez se encuentra en torno al 10%-15% con respecto al pago mensual, como aseveró en información que recoge ‘El Financiero’.

No obstante, argumentó que las estadísticas demuestran que las posibilidades de sufrir invalidez son muy altas. “Se estima que 39% de los casos de discapacidad actuales está relacionado con una enfermedad, y de las más de 700 personas que sufren un accidente al año, se calcula que por lo menos 40.000 queda con algún tipo de discapacidad”, recalcó.

En este contexto, Enrique Medero, integrante del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis), recordó que esta cobertura garantiza el pago de gastos imprevistos, como gastos médicos, pago de enfermera, medicinas, adecuaciones al hogar, el agravante de perder el empleo, terapias, alimentación, etc., a los que tendría que enfrentarse una persona con invalidez.

Por último, Feldmann informó que para este año SEGUROS MONTERREY espera un incremento en el número de asegurados del 17%, lo que supone unos 150.000 nuevos clientes, mientras que la industria del seguro de Vida en general podría crecer en torno al 11% en 2012.