[Manuel Chicote]

P.- ¿Cómo definiría la situación actual de las compañías de seguros españolas?

Peter McClean.- Compartimos la visión del propio sector, y es que está bastante bien, a pesar de la situación económica que, por cierto, está afectando. Siempre hemos reconocido la fortaleza de la rentabilidad y el nivel de capitalización. Aun así, podría debilitarse como consecuencia del entorno económico.

Marco Sindaco.- En los tres últimos años la calidad crediticia en los portafolios de las aseguradoras españolas ha empeorado y esto va en línea con la caída de los ratings de las inversiones locales. Este debilitamiento del riesgo de crédito al que las aseguradoras están expuestas hace que se haya debilitado su sólida solvencia.
Nuestra opinión es que esta debilidad tiene un claro reflejo en la solvencia ajustada del riesgo porque, como hará Solvencia II, miramos no sólo los riesgos técnicos si no también los riesgos en las inversiones.

P.- ¿Y en relación a los negocios de Vida y No Vida?

Marco Sindaco.- Dicho esto, el sector ha mantenido en los últimos tres años una rentabilidad y solvencia sólidas. Bastante respetable en comparación con otros países.
Algunos factores de debilidad económica han tenido un impacto positivo; por ejemplo para el seguro de No Vida la menor frecuencia de los siniestros, motivado por el menor uso de los autos y una reducción del nivel industrial. En Vida, en comparación a otros países de Europa, se han beneficiado de los rendimientos más altos de las inversiones, especialmente aquellos que tenían que ver con los títulos de deuda española. Tampoco han tenido los problemas de aseguradoras en otros países donde el mínimo garantizado es alto en comparación con el rendimiento de las inversiones.

P.- Hay puntos buenos y malos.

Marco Sindaco.-Las perspectivas de crecimiento de PIB de S&P para España son ligeramente positivas para el seguro en los próximos dos años y negativa para 2013; pero en general una situación nada comparable con los crecimientos de años pasados y que empieza a tener algunos impactos negativos en los volúmenes y la rentabilidad.
En No Vida hay una presión en las tarifas, especialmente en Autos, que se traducirá en una contracción más fuerte de las primas en contraposición de la mejora de la frecuentación y esto aportará un deterioro del ratio combinado del sector No Vida de 1 ó 2 puntos en los próximos dos años. Sigue siendo muy fuerte 96%-97%; más que respetable para este ramo.
Para Vida, estimamos que la demanda de producto riesgo, ligado a los préstamos bancarios e hipotecarios, los más rentables para las compañías, podría caer en los próximos dos años. Y si el peso de estos productos disminuye, entonces la rentabilidad del sector también lo hará.

CAMBIOS EN EL ANÁLISIS DE LA SOLVENCIA

P.- ¿Desde el punto de vista de la solvencia, en que se notará la nueva Directiva?

Marco Sindaco.- Hoy la solvencia es calculada mirando sólo los riesgos técnicos. Con la introducción de algún requisito de capital para otros riesgos, en particular del lado de las inversiones, puede que veamos un margen de la cobertura de solvencia que refleje mejor el verdadero perfil de riesgo.
Mirando la composición de las inversiones de las aseguradoras de No Vida, hay una exposición a los inmuebles que es más alta en comparación con el sector Vida. Este diferencial del margen regulatorio de solvencia entre Vida y No Vida se podría reducir con la introducción del requisito de capital también para las inversiones.

P.- En comparación con Europa, ¿cómo están las aseguradoras españolas?

Peter McClean.- El hecho de que el rating soberano influya en nuestros ratings finales lastra bastante las calificaciones de ciertas compañías españolas.

Marco Sindaco.- El punto importante para la sociedad española es que la calidad crediticia del portafolio de las compañías españolas es peor que el portafolio de otras entidades del norte y oeste de Europa.
Lo positivo es que la rentabilidad del sector asegurador español en Vida y No Vida sigue siendo muy fuerte también en comparación con entidades de otros países. La estabilidad del ratio combinado en No Vida y los márgenes que tiene sobre el negocio de Vida son muy fuertes en comparación con otros mercados.

P.- Algunas compañías se preguntan si era necesaria Solvencia II después de que el Seguro haya salido bien parado del mayor test de stress, que ha sido la situación de crisis.

Peter McClean.- El problema de Solvencia I es que no contabiliza el capital necesario para hacer frente a todos los riesgos de una aseguradora y, en particular, no captura los riesgos implicados en las inversiones y éstos hay que tomarlos en cuenta. No se pueden olvidar, hay que hacerlo de manera más científica.
Marco Sindaco.- En general el concepto es positivo desde el punto de vista de ‘risk management’. Según nosotros, los mayores riesgos en el sector asegurador español vienen por el lado de las inversiones.
Dicho esto, Solvencia II probablemente no asociará el riesgo de default a deuda pública. Esto será una visión diferente a la nuestra. Pero la idea general es muy similar, Solvencia II al igual que nosotros, analiza el capital de una sociedad en comparación a todos los riesgos, tanto en el lado de los activos como en los pasivos. Esto es una evolución en el control de las sociedades.

P.- ¿Cree que Solvencia II cambiará el mapa del mercado español?

Peter McClean.- Teniendo en cuenta que los requisitos regulatorios de Solvencia II implican para las empresas una importante inversión en Recursos Humanos y Tecnología, podría ocurrir que para un cierto número de mutuas que son pequeñas y dedicadas a uno o dos ramos o con un área de acción geográfica determinada, sea más difícil cumplir tales requisitos y ello podría producir una mayor concentración en el sector y una reducción de entidades una vez entre en vigor la nueva legislación. Esto es de aplicación a todos países afectados por Solvencia II, y no tan sólo a España.

CALIFICACIONES LIGADAS AL RIESGO DEL PAÍS

P.- En ocasiones las entidades españolas se quejan de que su nota vaya ligada al riesgo soberano, ¿por qué es así si la mayoría operan también fuera?

Marco Sindaco.- Hemos introducido un nuevo test a nivel global y estamos revisando algunas compañías. En particular algunas que tienen un portafolio de inversiones bastante diversificado geográficamente. Sólo podemos poner una nota hasta dos o cuatro escalones por encima del rating soberano (en base a nuestra opinión de la sensibilidad del sector al riesgo país) si la sociedad pasa el test asociado con un escenario hipotético de default del Soberano

P.- ¿O sea que si las inversiones de una aseguradora estuvieran fuera de España las notas serían mejores?

Marco Sindaco.- Lo que decimos es que las inversiones se realizan a algo que tiene una calidad crediticia y más o menos correlacióan con el entorno macroeconómico local, y que ésta se va a reflejar en el rating final de las aseguradoras.

P.- Ustedes han iniciado, el pasado mes de abril, un proceso de cambio al hacer los ratings y que se irá instalando de manera paulatina, ¿por qué lo han hecho?

Peter McClean.- Por motivos de transparencia principalmente. Ahora en las publicaciones al emitir calificaciones, al final hay un resumen de cada aspecto con las puntuaciones asignadas. Así queda más clara la situación misma y cómo le afecta el rating soberano. De esta manera los usuarios pueden entender mejor cómo hemos llegado allí.
También ha influenciado que ahora, como agencia de calificación, somos regulados. Queremos también que nuestro trabajo sea más fácil de contar y más estructurado. Con los cambios cualquier analista podría coger nuestro libro de criterios y aplicar perfectamente nuestras calificaciones.