Reconoce, por otro lado, que el sector asegurador español todavía tiene crecimiento. “No es tan maduro como el francés, el alemán, el inglés o el italiano, y es mucho más maduro que el brasileño, el argentino, el colombiano y, por supuesto, el marroquí. Lo bueno de España es que estás en el medio: vas a Estados Unidos y sabes lo que va a pasar aquí dentro de tres años; vas a Latinoamérica y sabes lo que va a pasar allí dentro de 20”, apunta.

Sobre su firma, destaca que “nuestra filosofía es dar servicio a los clientes españoles que ya están fuera”. “En cuanto a los grandes clientes –añade–, a los que ARTAI no tiene acceso porque están manos de los grandísimos corredores, les hacemos las coberturas locales, aquello que no entra en un programa internacional, como accidentes de trabajo o Salud para la gente que está allí”.