Esto se debe a las campañas de seguridad vial puestas en marcha, los menores índices de movilidad y una mayor conciencia del riesgo al volante, que han influido en que actualmente los jóvenes sean conductores más seguros que hace exactamente una década. De hecho, solo un 6% de los jóvenes conductores de autos se ha visto implicado en algún accidente con víctimas en los últimos tres años.

Así lo refleja el informe 'Jóvenes y seguridad vial', presentado por Fundación MAPFRE y con el que se pretende de forma detallada y cuantificable lo que piensan y perciben 2.000 jóvenes acerca de los riesgos asociados a la conducción. En el estudio se reflejan datos positivos como que 7 de cada 10 jóvenes se consideran "buenos conductores" y que en su mayoría son conscientes de que entre los riesgos de accidente más frecuentes está el consumo de alcohol (para el 92%) y drogas (87%), el exceso de la velocidad permitida (85%), conducir cansado (74%) y hablar por el móvil (70%).

Coinciden, además, en la necesidad de disponer de tecnologías innovadoras de seguridad vial como sistemas alcolock (92%) y cajas negras (90%), que ayudan a identificar las causas de los accidentes, así como limitadores de velocidad que impidan exceder los límites establecidos (74%). También están de acuerdo con la idea de que se endurezcan las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol (92%), por utilizar el móvil al volante (86%), no abrocharse el cinturón de seguridad, no usar sillitas infantiles (84%) y no cumplir con las señales de velocidad (81%).

También se resalta que, en líneas generales, este colectivo conduce vehículos más pequeños, con menor equipamiento de seguridad y más antigüedad y destaca que el hecho de utilizar el segundo o tercer vehículo de la familia y conducir motos frecuentemente (con menor protección activa y pasiva) les hace más vulnerables en caso de accidente, aunque advierte de que su falta de experiencia conlleva que tengan más dificultades para anticiparse y reaccionar ante los peligros, además de disponer de menos conocimientos a la hora de conducir de manera segura ante determinadas condiciones climatológicas y situaciones de la vía

"En España, indica, fallecen anualmente más de 400 jóvenes de entre 15 y 29 años, lo que significa que, de media, más de un joven fallece en nuestro país cada día, algo intolerable", ha indicado en la presentación Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE. "Todavía queda mucho por hacer para reducir a cero las muertes de conductores y peatones jóvenes", ha concluido tras dar una serie de consejos para reducir la siniestralidad vial en este colectivo y reclamar medidas concretas.

COMPARTIR