La Asamblea ha acordado, además, destinar 11,2 millones de euros a incrementar las reservas con el fin de reforzar su solvencia, y 6,9 millones a Participación en Beneficios (PB) de los mutualistas, que es adicional al interés técnico garantizado y se otorga a los mutualistas por su condición de dueños de la mutualidad, además de asegurados. Desde que se instauró el sistema de PB en 2003, se han destinado a este concepto más de 220 millones de euros.

Durante 2015 PREMAAT ha abonado 39,7 millones de euros por prestaciones, principalmente Jubilación, que representa el 81,5% del total; y ha gestionado unos activos a valor de mercado de 1.039 millones de euros, ascendiendo las provisiones técnicas de seguro de vida, a 31 de diciembre, a 894,9 millones de euros.

Mejoras para los mutualistas

La Asamblea también aprobó cambios estatutarios y reglamentarios para adaptarse a las necesidades de la normativa e introducir mejoras prácticas para los mutualistas, como la posibilidad de dividir en diferentes módulos, según las coberturas que a cada mutualista interese, del 'Plan Profesional, el producto estrella de la mutualidad que sirve como alternativa al Régimen de Autónomos de la Seguridad Social para el ejercicio por cuenta propia de la Arquitectura Técnica. Esta característica, según se anunció, sólo se mantendrá con el conjunto de prestaciones completo.

En su intervención durante la Asamblea General, el presidente de la mutualidad, Jesús Manuel González Juez, remarcó el objetivo de la Junta de Gobierno de que la mutualidad sea "cada día más moderna, ágil y competitiva, sin perder los valores de cercanía, transparencia, solidaridad y seguridad que la caracterizan desde su fundación hace 72 años". Además, valoró la buena marcha del Plan de Previsión Asegurado (PPA) de PREMAAT tras su primer año de comercialización, y anunció una nueva ampliación del catálogo de productos de previsión social complementaria, con la comercialización, a partir de julio, de 'Plus Baja Activa', un seguro de Incapacidad Laboral Temporal que se ofertará a cualquier profesional, sin necesidad de que sea Arquitecto Técnico, desde poco más de cuatro euros al mes.