Según informó ayer el bróker, todas las unidades contribuyen positivamente a esta evolución, con un crecimientos del 3,9% en Norteamérica, del 7,8% en la División International y del 6,4%, en WILLIS GLOBAL.

De esta forma, la facturación total del grupo en el acumulado de los nueve primeros meses del ejercicio alcanza los 2.730 millones (1.982 millones de euros), un 4,9% más que en septiembre de 2012.

Los gastos derivados de la extinción anticipada de deuda llevó al bróker a registrar pérdidas netas en el trimestre por valor de 27 millones (19,6 millones de euros), frente al beneficio de 26 millones (18,8 millones) de un año antes.

Pese a ello, en el conjunto de los tres trimestre transcurridos en el año, WILLIS totaliza un resultado neto positivo de 303 millones (220 millones de euros), un 17,7 % menos.