En un escenario de mejora de la coyuntura económica y de los ratios de morosidad, las empresas especializadas en la gestión de impagados lograron incrementar en 2015, por segundo año consecutivo, la tasa de recuperación de deudas, alcanzando el volumen recuperado los 14.500 millones. La cartera gestionada por este tipo de compañías se situó en unos 175.000 millones a finales de 2015, un 12,9% más que en 2014