Entre enero y junio, la compañía alcanzó un aumento de sus ingresos del 12,9%, hasta totalizar 227.741 millones (478 millones de dólares). En el segundo trimestre, las ventas fueron llegaron a 116.694 millones (245 millones de dólares), con un incremento de 13,7%.

La compañía alcanzó un EBITDA consolidado de 23.220 millones (48,8 millones de dólares), con una disminución del 6,2% respecto al primer semestre de 2011, explicada principalmente por una mayor siniestralidad en el negocio asegurador, en particular durante el primer trimestre.

En declaraciones recogidas por Terra, el gerente general de Grupo Cruz Blanca Salud, Andrés Varas, destaca que “todas las áreas de negocio muestran un sólido crecimiento en ingresos, en particular los servicios ambulatorios, a través de Integramédica, y el negocio asegurador con ISAPRE CRUZ BLANCA, a lo que se sumó el aporte de las tres clínicas, Reñaca, Antofagasta y San José de Arica".

En el primer semestre, los ingresos de la filial aseguradora ascendieron a 167.405 millones (351millones de dólares), con un crecimiento del 12,4%. Este resultado se explica, principalmente, por un alza de 7,7% en el número de cotizantes, que suman 309.098, impulsada por un mejor escenario económico y las menores tasas de desempleo del período, así como también por la comercialización de nuevas líneas de planes.