El grupo CPP cerró el pasado ejercicio con un incremento de sus ingresos del 15%, que en el caso de su delegación española –donde supera el millón de clientes- fue del 10%. El grupo resalta en su nota de prensa que mantuvo un crecimiento continuado pese a la situación económica y resalta la contribución del conjunto de países que forman CPP Sur de Europa (Portugal, Francia, Italia y España), donde los ingresos superaron los 50 millones de euros.

El presidente de CPP, Hamish Ogston, apunta a la diversidad de productos y localizaciones geográficas como “uno de los factores clave que han ayudado a proteger al grupo como un todo frente a las complicadas condiciones económicas mundiales”. Por su parte, Ignacio Mier, consejero director general de CPP Sur de Europa, remarca que “es precisamente en los tiempos de crisis cuando los clientes necesitan sentirse más protegidos”. Avanza, asimismo, que iniciativas como "el lanzamiento del servicio de protección de la identidad o el establecimiento de la Zona Única de Pagos en Euros SEPA (Single Euro Payments Area) impulsan los buenos presagios”.