También hay dos riesgos que figuran en el ‘top cinco’ de impacto y probabilidad: Los desequilibrios fiscales crónicos y la crisis de abastecimiento de agua. “A medida que nos esforzamos por restablecer la confianza y el crecimiento a nivel mundial, los líderes no pueden seguir con un ‘riesgo-off’ si los objetivos de nuestra mentalidad colectiva siguen siendo el de transformar las oportunidades que pueden mejorar el mundo. Un dinamismo en nuestro actual mundo hiperconectado requiere el aumento de nuestra capacidad de resistencia a los numerosos riesgos globales que se ciernen ante nosotros”, revela Klaus Schwab, presidente del Foro Económico Mundial.

El informe de Riesgos Globales presenta tres casos de riesgo que están basados en un análisis de los resultados que han sido consultados con los expertos e investigado en profundidad. Cada caso representa un interesante análisis de los riesgos globales y explora el impacto que tendrá en los planos mundiales y nacionales de los países.

LA TORMENTA GLOBAL PERFECTA

Prueba de resistencia económica y ambiental: Según el informe la continúa tensión en el sistema económico mundial probablemente absorberá toda la atención de los líderes en el futuro. Mientras tanto, el sistema medio ambiental se encuentra simultáneamente bajo un creciente estrés. Estas dos situaciones podría desencadenar la "tormenta global perfecta", con consecuencias potencialmente insuperables. En el frente económico, la resistencia global está siendo probada por políticas fiscales y sistemas monetarios austeros. Por su parte, en el frente ambiental, la resistencia está siendo probada por el aumento de las temperaturas globales y los eventos climáticos extremos que pueden ir siendo en el futuro más frecuentes y graves. Según el informe, esto podría formar un colapso repentino y masivo. Dada la probabilidad de futuras crisis financieras y las catástrofes naturales, desde el estudio se preguntan: ¿Hay maneras de desarrollar una mayor resistencia en nuestros sistemas económicos y ambientales al mismo tiempo?

INTERNET, ¿LA NUEVA GUERRA DE LOS MUNDOS?

En 1938, miles de estadounidenses confundieron una adaptación radiofónica de la novela de HG Wells ‘La guerra de los mundos’, con una emisión de noticias oficiales y reales lo que llevó a cundir el pánico entre la sociedad por la creencia de que Estados Unidos había sido invadida por marcianos. El informe plantea esta cuestión para poner de manifiesto si es posible que Internet pudiera generar o ser el origen de una ola de pánico comparable, pero con graves consecuencias geopolíticas. Las actuales redes sociales y medios on-line permiten que la información se extienda a través del mundo a una velocidad vertiginosa en un sistema abierto donde las normas y las reglas están empezando a surgir, pero aún no han sido definidas del todo. Si bien los beneficios de nuestros sistemas de comunicación hiperconectados son indiscutibles, apunta el artículo, potencialmente podría permitir la propagación viral de una información de forma deliberada o engañosa. El informe se plantea el daño que se puede hacer por la rápida propagación de información errónea o incluso cuando la información es correcta. Por ello, se solicita desde este informe si hay formas para desarrollar una ética de la responsabilidad y el escepticismo saludable para mitigar el riesgo ‘de incendios forestales digitales’.

LOS RIESGOS ACTUALES EN SALUD

El tercer riesgo que se pone de manifiesto es la situación actual del sistema de salud que está siendo constantemente cuestionada por las numerosas pandemias y enfermedades crónicas. Si bien los descubrimientos científicos y las nuevas tecnologías permiten hacer frente a estos desafíos, subraya el informe, los éxitos médicos del siglo pasado también pueden crear una falsa sensación de seguridad. Por ello, apunta que posiblemente uno de los medios más eficaces y comunes para proteger la vida humana - el uso de compuestos antibacterianos y antimicrobianos, conocidos como antibióticos, podría no ser disponible en un futuro próximo. Hasta ahora, los nuevos antibióticos se han desarrollado para reemplazar las antiguos, las cada vez más ineficaces. Por ello, se pone de manifiesto que quizás ninguno de los nuevos fármacos actualmente en fase de desarrollo que pueden ser eficaces contra ciertas mutaciones que se desarrollarán entre las nuevas bacterias que podría convertirse en una pandemia.

Por último, el informe examina la difícil cuestión de cómo un país debe prepararse para un riesgo global que aparentemente va más allá de su control o influencia. Un posible enfoque recae en el "pensamiento sistémico" y la aplicación del concepto de resistencia en los diferentes países. El informe presenta cinco componentes de la resistencia: la robustez, la redundancia, el ingenio, la respuesta y la recuperación, que se pueden aplicar a los países en cinco subsistemas: el económico, medioambiental, gobernabilidad, infraestructura y social. El resultado es una herramienta de diagnóstico para que los responsables de las tomas de decisiones evalúen y vigilen la resistencia nacional a los riesgos globales.

COMPARTIR