Este dato se debe al comportamiento positivo que han experimentado todas las clases de activo analizadas, aunque con una horquilla que va desde el 0,1% de los fondos de renta fija al 1,1% de los fondos de renta variable euro.

En el acumulado de lo que llevamos de año, la rentabilidad mediana es del 2,1% pero con comportamiento desigual, ya que nos encontramos con datos negativos: la renta variable euro se deja 4,2 puntos porcentuales. Esta misma situación se da en los datos del último año: datos globales en positivo (3,6%), un 8,9% de rentabilidad mediana de la renta variable no euro, pero con la renta variable euro en números rojos (-3,8%).

Hay que recordar que Mercer trabaja con una muestra significativa de fondos de pensiones españoles, la mayoría de ellos del sistema de Empleo.