“Es un buen rendimiento, positivo, que permitirá cerrar el año con rendimientos para los fondos de pensiones, aunque fue un año difícil, con una volatilidad en los mercados financieros sólo comparable con las crisis de 2008 y la Gran Depresión”, explicó.

Adelantó que para el próximo año se espera un panorama “conservador” en las inversiones que realizan las afores por el posible retiro de apoyos por parte de la reserva federal de Estados Unidos, y consideró que presumiblemente se registrarán “movimientos fuertes” en los mercados internacionales, si bien la diversificación en la cartera de inversiones que se aprobó con la reforma financiera permitirá que los recursos para la jubilación de los trabajadores mexicanos mantengan un rendimiento real.

No obstante, concluyó, “es necesario fortalecer el ahorro a través de aportaciones voluntarias y elevar el porcentaje que se descuenta a los salarios de los trabajadores para situarlo entre el 12% y el 15% a fin de que cuenten con mayores recursos al momento de su jubilación”, informa ‘La Jornada en línea’.