La polémica por el gasto que genera mantener a los ex presidentes resurgió cuando se conoció que el último día de su mandato, el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa modificó el Reglamento del Estado Mayor Presidencial (EMP) para garantizar la seguridad de los ex presidentes y la de sus familias, informan diversos medios del país como ‘La Vanguardia’.

De acuerdo con la investigación realizada por Ernesto Villanueva, investigador de Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y de la investigadora Hilda Nucci, publicada en el libro ‘Beneficios. Ex presidentes’, México es el país del mundo que más recursos económicos destina al pago de salarios y servicios de sus ex presidentes, quienes reciben en promedio 2.667 salarios mínimos mensuales, sin contar bonos y otras prestaciones.

Villanueva aseguró que los ex presidentes mexicanos tienen una bolsa de cinco millones de pesos (392.813 dólares) para el pago de su pensión vitalicia, además de los apoyos que reciben por otros conceptos. Incluso cuando México es comparado con otros países de América Latina y con similar poder adquisitivo, la cifra se dispara. “En América Latina, los ex presidentes no tienen pensión, y los que sí, es muy baja en montos reales. Por ejemplo, los ex presidentes de Chile reciben 130.000 pesos (10.213 dólares) en pensión, seguido de los de Colombia (70.000 pesos-5.499 dólares), mientras en México hablamos de más de 220.000 pesos (17.283 dólares)”, explicó Villanueva.