Entre sus conclusiones, los expertos defienden el modelo plateado y sostienen que estos cambios “tan importantes”, pero a la vez “necesarios”, requieren de dos vías fundamentales de avance. Por un lado, análisis técnico y voluntad política. “Para transitar por la primera ya tenemos experiencias muy recientes que han ayudado a desarrollar aspectos de la normativa que tenemos actualmente como el IRP y el Factor de Sostenibilidad, por lo que proponemos la creación de un Grupo de Trabajo mandatando a los expertos que lo compondrían para encaminar de manera integral y ambiciosa el futuro de nuestras pensiones”, detalla el informe con sus conclusiones.

Por otra parte, “animamos a la Comisión del Pacto de Toledo a la búsqueda incansable y sin apriorismos de los consensos políticos necesarios. Consensos activos, si se nos permite añadir, para que las medidas desarrolladas por los expertos puedan traducirse cuanto antes en medidas efectivas, eficientes y duraderas”.

COMPARTIR