En un reportaje elaborado por ‘La República’, Germán Alarco Tosoni, profesor de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico, señaló que con lo aprobado hay una clara mejoría respecto al anterior marco regulatorio, aunque todavía hay muchos temas por resolver. "Falta mucho por explicar. Desafortunadamente, están en juego los intereses de los que no querían cambio alguno en el sistema", señaló. Pese a ello, asegura que los beneficiados con la reforma serán los afiliados ya que se crea un sistema adjunto de pensiones sociales con apoyo de recursos públicos y se establece la posibilidad de centralizar operaciones como la cobranza regular o coactiva.

UN 75% DE LOS TRABAJADORES NO CONTRIBUYE A UN SISTEMA PREVISIONAL

El gran problema de Perú es que alrededor del 75% de los trabajadores no contribuye a un sistema previsional, según señaló el economista Pedro Francke. "Para enfrentar a este problema, la reforma propone, para los trabajadores de las microempresas menores de 40 años, subsidiar los ahorros previsionales y obligar a ellos y a los trabajadores independientes a que coticen para su fondo de pensiones, por lo que resulta injusta esta diferencia: ¿por qué a los independientes de menores ingresos, como ambulantes, taxistas y campesinos, no se les apoya sino solo se les obliga? Tampoco se entiende por qué este subsidio se limita a las pensiones y no incluye al seguro de salud", señala el economista.

Por último, Francke sostiene que aún está por verse cómo se implementarán las cotizaciones obligatorias en un país de alta informalidad.

EL COBRO DE COMISIONES SOBRE EL FONDO REDUCIRÁ LAS PENSIONES

Por su parte, el economista Jorge González Izquierdo sostiene que el cobro de las comisiones sobre el fondo reducirá las pensiones de los jubilados. Sobre esto, explicó que cuando se cobra sobre el valor del fondo lo que se hace en términos relativos es disminuir los fondos y reducir la pensión.

González Izquierdo explicó que esta ley no busca promover la rentabilidad de los ahorros, que es el principio fundamental de todo sistema de pensiones. Sin embargo, Alarco aseguró que no se perjudicarán los fondos de los afiliados ya que el cobro por saldo incentiva a que las AFP se preocupen en incrementar el patrimonio de los aportantes. "Ya no tendrían que aportar el 1,9% promedio de su sueldo", dijo. Por último, recordó que en un párrafo del artículo 24 de la reforma de ley del SPP se señala que los aportantes podrán decidir si se quedan en el esquema de comisión por flujo (de su sueldo).

COMPARTIR