Le siguen otras inquietudes como la saturación laboral en la sanidad pública (21%), las largas jornadas de trabajo (13%) y las situaciones de estrés (10%).

Por otro lado, 3 de cada 10 estudiantes cree que trabajará en la sanidad pública. Sin embargo, más de la mitad de los encuestados ve su futuro en el sector privado: en un hospital o clínica (21%), abriendo un centro particular (20%), montando una consulta junto a otro profesional (10%) o investigando (2,7%).

Asimismo, la mayoría de ellos cree que en el extranjero tendrá mejores oportunidades para desarrollar su carrera profesional. Entre los principales destinos destacan Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Suiza.

En cuanto a la formación, un 70% de los encuestados está satisfecho con la formación que recibe y asegura que esta les ayudará a desenvolverse de forma adecuada en su futuro trabajo. Y sobre los retos, la mitad de los estudiantes sanitarios asegura que conseguir más financiación y fomentar la inversión en nuevas tecnologías son los principales desafíos a los que se enfrenta el sector de la salud. Otros retos que destacan son: la mejora del trato al paciente, el aumento de la colaboración público-privada y la retención del talento.

COMPARTIR