La primera en dar este paso fue SWISS RE, que en una primera toma de contacto informó que se enfrenta a unos 900 millones de dólares en reclamaciones por el huracán, de acuerdo con un comunicado. La reaseguradora ya adelantó que la pérdida global de mercado podría alcanzar los 25.000 millones. Por su parte, AIR Worldwide revisó la semana pasada su estimación de pérdidas para la industria asegurados entre 16.000 millones y los 22.000 millones. Esta estimación revisada incluye daños por el viento y las mareas de tempestad en tierra para propiedades residenciales, comerciales e industriales, así como gastos adicionales de vivienda para propiedades residenciales y de interrupción de negocio para las propiedades comerciales. La estimación no incluye las pérdidas incurridas por el Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones.

En el caso, la aseguradora de autos ALLSTATE'S espera registrar unas pérdidas por este desastre de alrededor de los 1.080 millones de dólares, debido principalmente a Sandy, explicó la aseguradora en un reportaje elaborado por ‘Business Insurance’. Hasta la semana pasada, según la aseguradora ha pagado 340 millones en pérdidas, dos tercios de estas se han registrado en Nueva York, según un comunicado. Aunque las políticas de ALLSTATE'S excluyen la cobertura de daños por inundación, los asegurados de automóviles en general tienen cobertura por daños físicos debido a inundar si han comprado la cobertura auto completo opcional", según el comunicado de la aseguradora. Las reclamaciones de autos derivadas de Sandy representan el 40% del total de las pérdidas brutas de la aseguradora en octubre, el 78% en Nueva York.

En el caso de la Casa Blanca se espera que el Congreso busque por lo menos 11.000 millones para ayudar a la recuperación de esta catástrofe, según explicaron los asesores del Congreso la semana pasada.

El Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, explicó que el estado necesitará 49.000 millones para reparar y restaurar las infraestructuras dañada, así como para cubrir la pérdida de ingresos y otros gastos, esto ha derivado a imponer normas de emergencia a las aseguradoras en cuento a la velocidad de las reclamaciones en los procesamiento los muermosos residentes afectados.

La semana pasada también la Autoridad Metropolitana de Transporte, dijo que se espera poder haber cubierto casi el 20% de la estimación de la pérdida de 5.000 millones por huracán relacionado con daños y perjuicios. La oficina de gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, puntualizó que el estado ha sufrió al menos 29.400 millones en pérdidas totales, con gran parte del daño que afecta directamente al sistema de transporte y a la costa.