Los datos que aporta la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, así lo confirman: “Actualmente, un 82% de todas las familias españolas dispone de una vivienda en propiedad. Si se toman en consideración solo los hogares formados por personas mayores, este porcentaje sube hasta el 90,4%. Pero es que, además, un 52,9% de quienes superan los 65 años tiene un segundo inmueble en propiedad”.

Por lo tanto, afirma González de Frutos, “los españoles sí han ahorrado y mucho, pero en ladrillo. Son, pues, personas con patrimonio, pero que pueden tener necesidades de liquidez en la recta final de su vida”. Ante esta situación, defiende las rentas vitalicias como el instrumento que más complementariedad presenta con la pensión pública de jubilación, dado que se cobra mes a mes desde que se contrata hasta que se fallece. Además de incentivos fiscales, su principal ventaja es que es “una renta para toda la vida”.

La presidenta de UNESPA es protagonista en El Empresario, diario digital de CEOE, en la que recuerda, además, que “es adecuado diversificar las fuentes de ingresos porque unas y otras se comportan de manera diferente ante distintos riesgos (por ejemplo, envejecimiento de la población, evolución de los mercados, etc.)”.

Informe de Fintonic

Solo el 13% de las personas entre 18 y 55 años tiene un plan de pensiones

Solo el 13% de las personas entre 18 y 55 años tiene contratado un plan de pensiones con una entidad bancaria, lo que demuestra que los españoles “no son muy previsores de cara a su jubilación”, según un estudio elaborado por Fintonic. Cuatro de cada diez españoles afirman que pueden ahorrar entre el 10% y el 24% de sus ingresos, mientras que un 20% reserva entre el 25% y el 49%.

“El motivo es que no estamos concienciados de la necesidad de invertir en planes de previsión privados, a pesar de la evidente preocupación por el futuro de las pensiones públicas”, señala la fundadora y directora general de la firma, Lupina Iturriaga, según recoge Europa Press.

La planificación de la jubilación presenta variaciones significativas en función de la edad, ya que solo un 5% de los menores de 35 años cuenta con un producto financiero de este tipo, un porcentaje que asciende al 22,2% entre los que superan esa edad.

Para planificar correctamente la jubilación, Fintonic establece que la edad óptima para iniciar un plan de ahorro de cara al retiro profesional son los 30 años, si bien “lo ideal” sería abrir un plan de pensiones desde que se inicia la vida laboral. Además, apunta que la planificación debería contemplar un aumento progresivo de las aportaciones según avanzan los años y, siempre que se disponga de un ingreso extra, “es conveniente dedicar una parte a la reserva destinada a la jubilación”.

Por otro lado, señala que el riesgo debe ser menor en función de la edad y recomienda escoger fondos de renta fija (70%) y de renta variable (30%) a partir de los 50 años y, según se acerque el momento de la jubilación, optar solo por productos financieros de renta fija.