Optimismo conjugado con realismo, porque, según explica PwC, “la industria está cambiando y las compañías que no apuesten por la innovación y las oportunidades de los mercados emergentes se encontrarán en situación de riesgo a corto plazo”.

Más datos: el 55% de los encuestados considera “importante restablecer la confianza pública en el sector” y seis de cada diez “está buscando la manera de fortalecer la cultura corporativa y el comportamiento ético”.

Otra cuestión que preocupa es contar con el talento en sus organizaciones, aunque una cosa es lo que se piensa y otra lo que se hace: menos del 30% de los encuestados ve la contratación de profesionales brillantes como una inversión clave para el negocio.