Entre 2010 y 2011 la industria dio cuenta de un favorable desempeño, al exhibir crecimientos de 18,1% y 14,4%, respectivamente, según un artículo elaborado por ‘Estrategia’. para Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH), este ascenso se relaciona con que el ámbito que atraviesa por “una potente fase de expansión en el país, en particular, de las mejores cifras de la actividad económica doméstica”.

La evolución en el mercado de Autos también explica este ajuste en las expectativas para 2012. Según Rodrigo Salas, analista de Fitch Ratings, el 10% anticipado “estaba influenciado por una pequeña merma en la venta de autos nuevos, pero como hubo un repunte en el negocio, esto debería reflejarse en las cifras a septiembre, aunque de todas formas sería inferior al de años anteriores”.

Una de las claves para el avance de la industria es el grado de penetración que están teniendo los seguros en la población, destacando la venta por distribuidores masivos, como la banca y el retail. Según señaló Claude, el uso de estos nuevos canales “también han pesado en el desarrollo” del sector, pese a que resta por mejorar en este sentido. Precisa que es fundamental “impulsar una agenda pro consumidor, en la que se enmarca la creación de productos más amigables, como la renta vitalicia variable”, que podrían hacer crecer su entrada en la población.

Un factor que complica los pronósticos es la puesta en marcha de la Ley Nº 20.552, que obliga a los bancos a licitar los seguros de desgravamen y de sismos e incendios de sus créditos hipotecarios, lo que a la fecha ha provocado una contracción sustancial en los precios de este tipo de prestación: tras las primeras 25 licitaciones acogidas a esta normativa, cayeron hasta en un 62%.

Para Salas, el ajuste “marcó una baja importante en los costos de seguros, y eso podría afectar el agregado en el próximo ejercicio, a su vez que los bancos tengan que licitar sus carteras”. Añadió que eso podría confluir, además, “en una disminución en la prima agregada”; aspecto que, a todas luces, supone uno de los principales desafíos que deberá afrontar el rubro.

COMPARTIR