“Es  cada vez más función del corredor el hecho de ir personalizando los contratos de seguro con las compañías”, añade Ribé en entrevista para el último número de 'Actualidad Aseguradora Mediación'.

Explica, por otro lado, cómo el corredor puede ayudar a que el precio no sea el único elemento competitivo en la relación con el cliente: “El consultor de riesgos-corredor debe presentar a su cliente-asegurado una imagen precisa de los riesgos que podrían afectar a su actividad. El valor añadido consiste en permitir ahorrar en el coste total del riesgo, no simplemente en el precio y, para eso, es necesario tener conocimientos profundos de la actividad del cliente”. Es por ello, comenta, que “se debe ofrecer un valor añadido al servicio, aportando toda la experiencia, conocimiento y capacidad de servicio y orientación al ‘core business’ del cliente, generando elementos significativos de diferenciación de la competencia”.

Además, insiste en que hay que “incrementar la percepción de asesoramiento, con el objetivo de que el corredor se convierta “en consultor de riesgo, optimizador de coste, posibilitándole al cliente generar ventajas competitivas en su negocio a través de los seguros”. “El corredor tiene que convertirse en el consultor de confianza de su cliente, de la misma forma que lo son sus abogados, sus asesores fiscales y sus consultores estratégicos”, añade.

Presenta, por otro lado, las expectativas de crecimiento futuro que maneja su grupo.  “2014 para nosotros será un año especial, tanto por nuevos acuerdos, como por crecer fuera de nuestras fronteras”. Anuncia, en este sentido, que “estamos trabajando para generar negocio orgánico en otros mercados ya que  lo vemos como una gran oportunidad de crecimiento”.