El informe dice que reguladores y supervisores deben encontrar “un justo equilibrio” entre la salvaguardia de unos “altos estándares” de protección de los consumidores y la competencia leal, por un lado, y eliminar los obstáculos reguladores y alentar activamente la innovación, por el otro.

Por ejemplo, en este trabajo elaborado por Insurance Europe se pide que las normas de la UE sean “tecnológicamente neutras y resistentes a futuro”, para fomentar la innovación digital y permitir a los consumidores beneficiarse de las oportunidades que ofrece la digitalización. También pide a los reguladores y supervisores que tomen iniciativas que apoyen la innovación y ponerlas a disposición tanto de los nuevos participantes en el mercado como de las compañías de seguros ya establecidas.