"Nuestro examen muestra una relación positiva entre la diversidad de género a nivel de la Junta Directiva y la calidad crediticia de la empresa", afirma Atsi Sheth, director general de la agencia de calificación. "Sin embargo, no consideramos que esta correlación sea causal. Puede haber otros factores que expliquen por qué los Consejos de las empresas mejor calificadas tienen una mayor diversidad de género".

Las cinco empresas que Moody's califica con ‘Aaa’ (la más alta calificación posible) son las que tienen los Consejos de Administración más diversos en cuanto a género. Además, las mujeres representan un promedio del 28% de sus directores corporativos.

Por otro lado, las mujeres constituyen aproximadamente el 25% de los Consejos de las empresas con calificación ‘Baa1’ o superior y la diversidad de género se reduce en gran medida por categoría de calificación, a menos del 5%, en el caso de las empresas con calificación ‘Ca-‘. Las empresas mejor calificadas también tienen más mujeres ocupando puestos ejecutivos en C-suite, ya que casi el 25% de los ejecutivos de las empresas calificadas por 'Aaa' son mujeres, frente a alrededor del 10% de las empresas calificadas por Ca-.

Una junta con menos del 30% de diversidad de género se alejan de los estándares que definimos como una junta favorable al crédito

"Además de su relación con la calidad crediticia de una empresa, la diversidad de género en los consejos corporativos es uno de los factores que incluimos en nuestro nuevo marco para evaluar el riesgo de gobierno corporativo en las empresas no financieras", añade Brendan Sheehan, autor del informe. "Consideramos que una junta con menos del 30% de diversidad de género es uno de los muchos indicadores que se alejan de los estándares que definimos como una junta favorable al crédito".

Regulación en Estados Unidos: pequeños pasos, grandes obstáculos

En septiembre de 2018, California aprobó una ley que exige que todas las empresas públicas con sede en el Estado tengan al menos una mujer en su consejo de administración para finales de 2019, y que las empresas con seis o más miembros en el Consejo de Administración tengan al menos tres mujeres para finales de 2021. Estos mandatos de diversidad de género ayudarán a acelerar la paridad en la junta directiva, pero también requerirán una rotación significativa de la junta directiva para algunas compañías, creando un riesgo crediticio a corto plazo, ya que se esfuerzan por cumplir con los plazos de cumplimiento y cambiar potencialmente las estrategias corporativas o las políticas financieras, destaca Moody's.

Moody's no espera que por ahora haya una adopción generalizada en Estados Unidos, ante la adopción de la diversidad de género en los Comités,  a pesar de los crecientes llamamientos a una mayor diversidad de género en las juntas directivas. Sólo un número relativamente pequeño de Estados está considerando actualmente dicha legislación, aunque la ley de California podría alentar la eventual aprobación de leyes similares en otros estados.