Para la mitad de los madrileños, las medidas contempladas en el proyecto no conseguirán bajar los niveles de contaminación, pero sí lograrán, en cambio, empeorar el tráfico, más atascos en los accesos, más problemas en los aparcamientos y un mayor número de multas.

Entre las medidas más efectivas, los usuarios observan que el coche compartido y la creación de un área central ‘0’ emisiones ayudarán a reducir los niveles de las mismas. Por el contrario, consideran que la nueva gestión del aparcamiento en la Zona SER y reducir la velocidad en la M-30 no tendrán efectos en la bajada de la contaminación. La mitad de los 1.800 usuarios encuestados desconocía el contenido del Plan A y las medidas que afectarán a su movilidad.